TEORÍA DEL APRENDIZAJE MUSICAL

La Music Learning Theory (MLT), Teoría del Aprendizaje Musical, desarrollada por Edwin E. Gordon (South Carolina University, USA) durante casi cincuenta años de investigaciones y observaciones, describe las modalidades de aprendizaje musical del niño a partir de la edad neonatal y se basa en el principio según el cual la música puede ser aprendida a través de procesos análogos a los del aprendizaje del habla. Paralelamente a los estudios sobre las aptitudes musicales y sobre la capacidad de audiation, que constituyen la base teórica de la MLT, se fue desarrollando una metodología que aplica sus principios, aportando numerosas y sustanciales novedades en el campo de la educación musical.


La MLT tiene como objetivo fundamental favorecer el desarrollo de las aptitudes musicales de cada niño según sus propias potencialidades, sus propias modalidades y sobre todo sus propios tiempos. La didáctica basada en la MLT promueve como competencia fundamental la audiation, definida por Gordon como la “capacidad de percibir y comprender, en la propia mente, música no presente físicamente en el ambiente”. La capacidad de audiation, un verdadero “pensamiento musical”, es indispensable para comprender la sintaxis musical, ya sea en la producción de música que en la audición, para desarrollar una buena lectura musical y para improvisar musicalmente. No es por lo tanto el desarrollo de un niño musicalmente “genial” o la creación de músicos profesionales a toda costa, el objetivo fundamental de la MLT sino, por el contrario, el de poner a las personas en condiciones de comprender la sintaxis musical y expresarse musicalmente, con la voz o con un instrumento.


La capacidad de audiation se desarrolla a partir de la edad prenatal en contacto con un ambiente rico de experiencias musicales de calidad. Durante los primeros años de vida, lo indicado para favorecer el desarrollo de la audiation es la “guía informal”: el adulto musicalmente competente guía informalmente al niño al aprendizaje musical a través del ejemplo directo, el juego y el movimiento. El concepto de “guía informal” es análogo al concepto montessoriano (ver artículo sobre María Montessori en este mismo blog) de “guía indirecta”, así como al vigotskiano de “zona de desarrollo próximo”.

El adulto se comunica con el niño a través de cantos melódicos y rítmicos sin palabras, y patterns (modelos) rítmicos y melódicos, escuchando las respuestas musicales espontáneas del niño, “reflejándolas” y contextualizándolas en la sintaxis musical. El movimiento libre, perceptivo y heurístico del niño, es favorecido y reflejado a través del ejemplo directo del docenteLos recientes descubrimientos en el campo de las neurociencias a propósito de las “neuronas espejo” (Rizzolatti, 1995) confirman la intuición de Gordon a propósito de la validez del poner en movimiento primero las competencias musicales sin enseñarlas de manera explícita.

Tomado del sitio de la AIGAM - Assoc. Ital. Gordon per l'Apprendimento Musicale (http://www.aigam.org/02_mlt.php) - Traducción: Enzo Valls